Posts Tagged ‘River Plate’

En Argentina se les olvidó lo que es el fútbol

El fútbol en Argentina esta sufriendo una gran crisis en todos los aspectos: tanto deportivo, social, económico, generacional y quizás el mas importante de todo, de juego e identidad.

El fútbol argentino ha tenido históricamente su estilo e identidad conocido en el mundo entero. Un fútbol criado en la calle, en los barrios, forjados en los parques, un fútbol “canchero”. El futbolista y el aficionado argentino siempre se identificó con el balón, ya que ese fútbol siempre tuvo buen manejo y buen trato de la pelota. Además cabe resaltar también esa posición tan importante en el fútbol y que en Argentina siempre han sido especialistas en cultivar, ese centrocampista organizador, ese volante como le llaman, podía ser organizador, defensivo e incluso mas ofensivo jugando de enganche pero con un excelente toque de balón. Nos vienen a la memoria los Bochini, Daniel Willington, el “Trinche”, Riquelme, Redondo, Verón, etc.

La realidad en Argentina, en lo que a fútbol se refiere, es muy diferente. La liga argentina esta huérfana de ídolos, de iconos donde los partidos parecen mas batallas o guerras. Mucho choque, balón largo, entradas duras, un fútbol poco elaborado donde los jugadores ya no miman el balón. Incluso antes de recibirlo no piensan en que hacer con la pelota sino donde esta el defensa para chocar con el y así contentar a la hinchada que se entretiene y parece que demande eso, coraje, lucha y “huevo, huevo”. Capitulo aparte merece el tema de la violencia y la inseguridad en los campos sobretodo por los “barras bravas”, tan de actualidad en estos tiempos y tan histórica por desgracia en ese país.

Pero volviendo al tema que nos atañe, muchos son los aspectos que el fútbol de Argentina tendría que cambiar y muchas son las voces autorizadas que piden a gritos este cambio. Algunas de ellas han encontrando un diagnostico claro sobre la enfermedad que tiene su fútbol y estos son varios de esos síntomas:

  • Campeonatos cortos: El formato de Apertura y Clausura es un formato desfasado que hace que en un corto periodo de tiempo (seis meses aproximadamente) los entrenadores y clubes tengan que formar plantillas rápidamente para conseguir objetivos. Al cabo de esos seis meses muchos jugadores son transferidos y las plantillas tiene que reconstruirse y no hay paciencia por la propia exigencia del campeonato. El jugador se encuentra tensionado ya que no hay margen de error ni de evolución, tienen q ser campeones, conseguir la permanencia, optar a máximo goleador o menos goleado y una mala tarde o las malas rachas en estos campeonatos se paga muy caro.
  • Éxodo precoz de futbolistas: Desde hace ya unos años el fútbol argentino esta nutriendo de jugadores a muchas ligas del mundo y como en casi todos los rincones del planeta, el fútbol, se ha convertido en un gran negocio. Los clubs argentinos se están convirtiendo en clubs muy vendedores sobretodo a Europa. En el fútbol de hoy en Argentina si un jugador da tres pases seguidos ya lo venden y si marca 3 goles ya lo venden a precio de crack, sin tener ninguna paciencia por la evolución, ni la formación del propio jugador, ni tan siquiera la salud deportiva del club.

  • Mala generación de futbolistas: Argentina, como citamos anteriormente, siempre ha sido una gran cantera de grandes futbolistas, si citamos a Alfredo Di Stefano, Diego Armando Maradona y Leo Messi, hablamos de tres jugadores que en sus respectivas y seguramente distintas épocas han sido los mejores del mundo y posiblemente de la historia. Este es un buen ejemplo del futbolista que puede llegar a ser el argentino. La realidad de hoy es muy diferente, hoy el futbolista argentino está pasando un mal momento que también se ve reflejado en la albiceleste. Quizás llegue una generación de futbolistas en un corto periodo de tiempo que vuelva a marcar diferencias. Un ejemplo claro e interesante espejo donde mirarse es España, donde esta generación de futbolistas ha dejado atrás los fantasmas del pasado y se ha convertido en un referente del fútbol mundial.
  • Métodos y centros de formación: El futbolista es un deportista que en Argentina y en muchos países del mundo se esta entrenando mas como un atleta potenciando, en muchas ocasiones, el propio físico más que entrenando con su herramienta de trabajo, el balón. Ese entrenamiento hace que el futbolista tenga un nivel físico y potencial envidiable pero que pierda calidad técnica en consecuencia. Ademas la falta económica de los clubs y del país en general hace que los centros de formación o ciudades deportivas de los clubs sean muy precarios a diferencia de las que hay en Europa.

En la liga argentina está ya muy lejano los equipos históricos como “Los carasucias” o “Los matadores” de San Lorenzo de Almagro a finales de los años sesenta o a principios de esa década. “El equipo de José” de Racing Club de Avellaneda, o en los años 70 donde la gente llenaba el estadio de Central Córdoba de Rosario de la segunda división solo para ver a Tomás Felipe Carlovich el “Trinche”. E incluso queda lejos los recientes equipos de Bianchi, Velez y Boca Juniors, el Newell’s de Bielsa o el River Plate de Ramon Diaz campeón de la Libertadores.

Un buen ejemplo de lo comentado anteriormente, es el del jugador argentino Maxi Rodriguez que jugó en Newell’s y con 21 años emigró a Europa para jugar en el Espanyol, Atletico de Madrid y Liverpool. Hace poco ha regresado a la liga argentina, en el equipo que le vió debutar, y no ha tardado en darse cuenta de la realidad del fútbol de su país al argumentar lo siguiente: “Y ahora que volví a jugar en el país puedo comprobar que no estaba equivocado, se lucha demasiado”, explica Maxi. “La estética dejó de ser prioridad. Me parece que se juega peor que hace diez años”, dijo el jugador. Culpa en parte a la “locura” y a la presión extrema alrededor del entrenador de la propia afición: “hay mucho miedo a perder”, explica, ya que “si no se obtuvieron buenos resultados, enseguida el entrenador está expuesto a que lo echen”.

En esta cruda época futbolística, solo  un equipo pareció ser un oasis en el desierto, ese equipo fue Huracán en el torneo Clausura 2009. Bajo las ordenes de Angel Cappa en el banquillo y en el campo con jugadores como Defederico, Bolatti y un jovenzuelo e interesantísimo Javier Pastore, ese equipo desplegó un juego muy vistoso y de muy buen trato del balón con el buen gusto que tiene su entrenador para el fútbol. Dicho estilo, que parecía olvidado en Argentina, hizo que los hinchas de Huracán y del fútbol argentino en general se ilusionaran y se engancharan a los partidos de los Pastore y cia. Pero a veces las historias no terminan bien y el equipo de Cappa sufrió en el ultimo partido una injusta derrota en el Estadio Jose Amalfitani que lo dejaría a la postre sin el ansiado título de liga. En un partido plagado de irregularidades arbitrales, ademas del gol mal anulado a Eduardo Dominguez, el portero de Huracán, Gastón Monzón, recibió una dura, clarísima y decisiva falta que derivó en el gol de Velez y en consecuencia el titulo de Clausura fue finalmente para los de liniers.

Después de esa competición vuelta a la realidad, cambio de plantillas y título para la Estudiantes del siempre ordenado y táctico Sabella. Con una “brujita” Verón que a pesar de los años era el que más y mejor jugaba al futbol de todos, y que recordó a otro ejemplo muy parecido como fue el Apertura 2011. En esta ocasión, un muy veterano Boca Juniors con la mayoría de sus jugadores pasando la trentena de edad y con Schiavi de 38 años comandando la defensa, se hizo campeón en un más que mediocre torneo. Donde “el último 10” Juan Román Riquelme, al igual que anteriormente hiciera su compatriota Verón, quiso ganar el torneo, jugó como solo el sabe hacerlo y a medio gas comandó a la escuadra boquense a la consecución del titulo liguero. Seguramente porque él mismo se lo propuso, él se propuso sacar a ese fútbol de la mediocridad y despertarlo de su letargo (aunque fuera solo un instante), él se propuso hacer lo que a Argentina se le ha olvidado, jugar al FÚTBOL.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Alberto Riquelme Pérez (@AlbertoRiquelme )

Manel Torrejón Perea (@manelcandeu )

Anuncios

Pinto Da Costa: El Rey Midas del fútbol europeo

El presidente del Oporto lleva 30 años presidiendo el club portugués y desde su llegada se han ganado muchísimos títulos, pero también ha sabido económicamente engrosar las arcas del club. Intentaremos analizar como ha gestionado al Oporto tanto deportiva como económicamente.

Jorge Nuno Pinto Da Costa fue elegido en el año 1982 como Presidente del FC Porto, donde empezaría una época llena de éxitos. Ejemplo claro es que la modalidad de hockey patines ganaría ese mismo año la Recopa de Europa, primer titulo desde la implantación de la sección en el año 1955, empezando un periodo de oro hasta nuestros días.

Pero centrémonos en el futbol, y es que a los dos años de proclamarse presidente, el FC Porto llegó a su primer final de Copa de Europa contra la Juventus, con quien perdería el título europeo. Tres años mas tarde, en 1987, ganaría la Copa de Europa esta vez sí, con Paulo Futre como gran estrella. Ese mismo año ganó también la Supercopa de Europa y la Copa Intercontinental, esta última desaciéndose de Peñarol de Montevideo en una gran final (2-1).

Paulo Futre fue su primera gran venta. Pinto da Costa hizo pagar a Jesús Gil 415 millones de las antiguas pesetas, cifra record de traspaso en aquella época tanto en el Atlético de Madrid como en el futbol portugués.

En los años noventa el Oporto logró ganar ocho campeonatos de liga, cinco de ellos consecutivos y ya en el siglo XXI, ganó en 2003 la Copa de la UEFA y al año siguiente la UEFA Champions League con José Mourinho en el banquillo blanquiazul. Víctor Fernández ganaría ese mismo año la segunda Copa Intercontintal, cosechando así uno de los periodos más importantes de toda la historia del club portugués.

Siguiendo en el plano deportivo, ha ganado títulos sabiendo renovar plantillas triunfadoras, vendiendo sus estrellas y sustituyéndolas por jugadores semi-desconocidos o sin ser grandes nombres europeos, que han triunfado en el Porto, se han hecho estrellas y se han vendido a precio de estrellas también.

Empezando por el ya comentado Paulo Futre, siguió Mario Jardel al que vendió al Galatasaray turco por 16 millones de €. O el portugés Sergio Conceiçao, que se fue al Lazio italiano a cambio de 10 millones de euros.

En el equipo de Mourinho que gana UEFA y Champions, Pinto da Costa hace muchísima caja. Y es que sustituye esos nombres de futbolistas conocidos con jugadores con los que vuelve hacer caja. Un ejemplo claro es Deco.

El jugador brasileño es transferido al Barcelona por 20 millones de € y recibe además a Ricardo Quaresma el cual vendería años más tarde al Inter de Milan por 27, 7millones. Montante de la operación total: 47, 7 millones €, además de disfrutar de lo mejor de ambos jugadores, que han dado títulos y buen juego al club.

Y seguimos por el central de moda en ese momento Ricardo Carvalho, que cambió Oporto por Londres a cambio de los 30 millones de Abramovich. Su sustituto fue Pepe que se fue al Real Madrid a cambio de otros 30millones, que a su vez fue sustituido por un Bruno Alves que militaba en Grecia y que fue transferido el verano pasado al Zenit ruso por 22 millones de €. Esta “Operación central” le ha generado unos ingresos de 82 millones de € al Porto.

El defensa lateral Paulo Ferreira también fue transferido al Chelsea a cambio de 20 millones, el centrocampista Maniche se fue a Rusia a cambio de 16 millones. Otro caso curioso es el del delantero Helder Postiga que tras una buena temporada en el Porto se marchó al Tottenham por 15 millones de € y tras una irregular temporada volvió al club de Pinto da Costa por 7 millones. Un negocio redondo, sin duda.

La clave de todo esto no está solo en saber vender, que es muy importante, también influye mucho uno de sus hombres de confianza que es Antero Henrique. Pero lo primordial para Pinto da Costa es saber comprar y qué comprar. Se vende al ídolo Quaresma y su sustituto lo traen de Japón. ¿Quién se va a Japón a fichar a un brasileño perdido allí al que llaman Hulk? Ahora Pinto da Costa se frota las manos con el rendimiento de este crack y con las ofertas que le llueven de Europa entera.

La lista sigue con la venta de Luis Fabiano al Sevilla, al que sustituye por Lisandro López y finalmente vende hace tres temporadas al Lyon por 27 millones de euros.

Se vendió a Deco, llegó Diego y se fue traspasado al Werder Bremen. Su sustituo Lucho Gonzalez, gran rendimiento en Do Dragao y traspasado al Marsella por casi 20 millones de euros.

El ultimo gran negocio del presidente oportista ha sido el del delantero colchonero y gran goleador Radamel Falcao que llegó al equipo portugués de River Plate por 5,5 millones de € y lo vendieron al Atlético de Madrid (por las urgencias de la venta del ídolo Kun Agüero) donde Pinto da Costa fue hábil. Finalmente  vendió por 47,5 millones de euros al máximo realizador de la Europa League de esa temporada y entró en el pack Ruben Micael al club colchonero, aunque este último fue cedido al Real Zaragoza una temporada.

Otro gran gestionador de un club europeo es el famoso presidente del Olympique de Lyon, Jean Michel Aulas, famoso también por gestionar bien su club deportivamente y también económicamente. En el verano de 2009/2010 el señor Pinto da Costa vende a Lisandro López y Cissokho al club de Lyon, haciendo pagar a Aulas cerca de 45 millones de € por estos dos jugadores. En esa operación quedó claro que Pinto da Costa es único.

Ha realizado el traspaso más caro de un técnico en la historia del fútbol, donde Roman Abramovic desembolsó la cantidad de 15 millones de euros para conseguir los servicios del exitoso entrenador en esa temporada 2010/2011 André Villas Boas. A día de hoy todos sabemos como ha acabado la era del joven técnico portugués en el Chelsea.


Muchas personas menosprecian el futbol portugués e incluso toman al Oporto como un club menor, pero por ejemplo Pinto da Costa en el Oporto ha ganado las mismas Copas de Europa que Sir Alex Ferguson en el Manchester United o que la Juventus en toda su historia, por citar algunos. No solo ha cosechado éxitos en el futbol sino que también ha sido campeón de casi todo con las otras secciones deportivas que tiene el club. En sus estadísticas puede observarse el enorme palmarés de Pinto da Costa en el club y espero que muchos clubes europeos aprendan de cómo gestionar grandes clubes. Una conclusión rocambolesca que podría sacarse de este presidente y su club es que: no hay que fichar a jugadores del Oporto sino fichar al jugador que va a sustituirlo. Pero para eso hay que ser Jorge Nuno Pinto Da Costa.

PALMARÉS DEL PORTO CON PINTO DA COSTA COMO PRESIDENTE:

– 2 Ligas de Campeones (1987 y 2004)

– 1 Supercopa de Europa (1987)

– 2 Copas de la UEFA (2003/2011)

– 2 Copas Intercontinentales (1987 y 2004)

– 19 Campeonatos Nacionales (cinco de ellos consecutivos desde 1994 hasta 1999, lo que constituye un hito sin precedentes en el fútbol portugués)

– 12 Copas de Portugal

– 18 Supercopas de Cândido de Oliveira

Balonmano (17 títulos)

– 6 Campeonatos Nacionales

– 3 Copas de Portugal

– 3 Copas de la Liga

– 5 Supercopas

Baloncesto (26 títulos)

– 5 Campeonatos Nacionales

– 11 Copas de Portugal

– 5 Copas de la Liga

– 4 Supercopas

– 1 Torneo de Campeones

Hockey sobre Patines (56 títulos)

– 2 Copas de Europa de Campeones (1986 y 1990)

– 2 Recopa de Europa (1982 y 1983)

– 2 Copas de la ESRB (1994 y 1996)

– 1 Supercopa de Europa (1987)

– 19 Campeonatos Nacionales

– 13 Copas de Portugal

– 17 Supercopas de Antonio Livramento

Alberto Riquelme Pérez (@AlbertoRiquelme)