Archive for the ‘Socialización del fútbol’ Category

Los piratas que abordaron un país y conquistaron un continente

La abolición del apartheid en Sudáfrica no solo produjo consecuencias positivas en el plano social, político y económico, sino también en lo deportivo. Entre 1993 y 1994 todos los organismos deportivos internacionales que habían suspendido a las federaciones sudafricanas de los distintos deportes que se practicaban en el país, levantaron su veto y Sudáfrica volvió por fin a ver la luz al final del túnel, tras muchos años en la oscuridad y el ostracismo.

Mandela nueva bandera 1994

Las cosas no pudieron empezar mejor en lo deportivo para el país. Sudáfrica fue designada para albergar la Copa del Mundo de Rugby de 1995 y la jugada no pudo salir mejor. Nelson Mandela, presidente electo del país en aquel entonces, aprovechó dicha competición para proyectar su idea de nuevo país al mundo y sobre todo para intentar unir a las distintas etnias de la población sudafricana en harmonía. Y como seguramente todos/as los amantes del deporte conocerán, todo salió a pedir de boca. Los Springboks (gacelas en inglés) lograron alzarse con el prestigioso trofeo y el rugby consiguió unir a todo un país por unos instantes. Para los no amantes o seguidores de este deporte, es de recomendación más que obligada, la película de Clint Eastwood “Invictus”, donde se narra maravillosamente este acontecimiento deportivo y social, pero donde sobre todo, se palpan las sensaciones de cómo se vivió en todo el país (con los problemas e impedimentos que también hubo).

Pero la gloria deportiva del país no acabaría aquí. En lo futbolístico, un equipo emergió de entre todos para conseguir lo inimaginable, convertirse en los reyes de África. Los Orlando Pirates lograron alzarse con la Liga de Campeones de la CAF a finales de ese mismo año (1995) y demostrar el potencial y la calidad de los atletas sudafricanos. Nombres como los de Mark Fish, Gavin Lane, Jerry Skhosana, John Moeti y Helman Mkhalele entre otros, resonaron tan fuerte como cualquier líder político o estrella del rock del momento. Convirtiéndose así en el primer equipo surafricano de la historia en conseguir tremendo logro, teniendo en cuenta todos los impedimentos económicos, políticos y sociales por los que había pasado el club y sus jugadores para llegar hasta ese momento.

Orlando Pirates vs ASEC Mimosas 1995

Un equipo fundado a finales de los años 30 y bautizado como Orlando Boys, debido a su ubicación en el barrio de Orlando en el histórico distrito de Soweto (Johannesburg) y que pronto cambiaría su nombre gracias a una curiosa circunstancia. En 1940 se estrenó en los cines de todo el mundo la película “The Sea Hawk, con el gran Errol Flynn a la cabeza del reparto. Aquel film de piratas y bucaneros tuvo tanto éxito, que el presidente del equipo vio un gran filón para atraer más seguidores al club y convertirlo además en una marca con mucho más tirón comercial y sobre todo publicitario en el futuro… y no se equivocó. Así nacieron “los bucaneros” o “los asaltantes del mar” de Sudáfrica, también llamados afectuosamente Amabhakaniya o Ezimnyama Ngenkani en lengua afrikáans. Así empezó a forjarse la leyenda de los Orlando Pirates.

El equipo fue una referencia futbolística en todo el país, a pesar los problemas raciales y políticos que padecieron. No les permitían participar en las ligas de fútbol del país, ni oficializarse como club, por ese motivo disputaban ligas menores y alternaban esos partidos con pequeñas giras por países vecinos. A finales de los 60’s, tras una gira por Suazilandia, una disputa entre los miembros del equipo por el reparto de las ganancias acabó en una escisión del club. Algunos jugadores, con el famoso Kaizer Moutang a la cabeza, se marcharon de los Pirates y formaron su propio club, los Kaizer X1, rebautizado posteriormente como Kaizer Chiefs (tomaron el nombre y el escudo de los Atlanta Chiefs de MLS americana, equipo donde jugó Kaizer Moutang). Nació entonces uno de los derbis más bonitos y emocionantes del mundo, que a día de hoy aún se disputa, el derbi de Soweto: “Pirates vs Chiefs”.

Derbi Soweto Pirates vs Chiefs

A partir de entonces y con el apartheid fuertemente implantado en todo el país, tanto los Orlando Pirates como los Kaizer Chiefs tuvieron que conformarse con jugar la Liga Negra de Fútbol, donde alternaron títulos y victorias durante los 70’s y 80’s. No fue hasta después de las primeras elecciones democráticas del país 1994, que se reestructuraron todas las federaciones deportivas del país, incluida la de fútbol y se pensó en unificar a todos los equipos en una solo Federación de Fútbol y bajo una sola competición. Así, con la ayuda de todos, nació la Premier Soccer League en 1996, que aún sigue vigente y en auge hoy en día. Y donde estos dos clubes han tenido y tienen un papel decisivo en “normalización” y la difusión del deporte como elemento de integración y convivencia.

Por tanto, podemos afirmar sin miedo a equivocarnos, que la abolición del apartheid y la llegada de la democracia a Sudáfrica, fue más que beneficioso para el deporte en todo el país. Y es que, además de la Copa del Mundo de Rugby lograda por los Springboks en 1995 y la Liga de Campeones Africana conseguida por los Orlando Pirates el mismo año, en el plano futbolístico la cosa no iba a detenerse aquí. Unos meses después, el país surafricano había sido designado también para albergar la Copa de África de Naciones (1996). Y el resultado no pudo ser mejor, los Bafana Bafana (muchachos en lengua afrikáans) consiguieron hacerse con el título derrotando a Túnez en la final por 2-0 y llevando el delirio a las calles de Johannesburgo y a las de todo el país. Un resultado increíble teniendo en cuenta que era la primera participación de la selección de Sudáfrica en la competición, tras el veto impuesto por la FIFA y la CAF a causa del ya comentado apartheid.

No contentos con todo esto, la selección de Sudáfrica siguió creciendo y conseguiría volver a la final de la Copa de África dos años más tarde (1998) en Burkina Faso, no obstante, sucumbirían en dicha final ante Egipto por 2-0. Pero el trabajo estaba hecho y ese mismo año 1998, los Bafana Bafana lograrían lo impensable unos pocos años atrás, clasificarse para su primer Mundial de Fútbol que se disputaría en Francia. Los surafricanos no conseguirían pasar de la fase de grupos, pero el nombre de Sudáfrica estaba ya en lo más alto del fútbol mundial. Una lucha increíble que había durado muchos años, quizá demasiados, y en lo deportivo empezaba a ver la luz y la gloria al final del túnel.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La historia empezó a forjarse con los Spingboks aquel verano de 1995, siguió con los Orlando Pirates en navidades de ese mismo año y explotó con los Bafana Bafana desde 1996 a 1998. Sudáfrica debía reconstruirse y sobre todo volver a unirse como pueblo, derrocando clanes, etnias y razas. Y eso les llevaría mucho tiempo y trabajo, pero el deporte y sobre todo el fútbol empezó a destruir estas barreras sociales y consiguió sacarle una sonrisa a un país deprimido y enfrentado entre el. El camino aún es largo y tortuoso, pero los Orlando Pirates pusieron la primera piedra y demostraron a todo el mundo que si se trabaja unido y con un objetivo claro, cualquier cosa es posible en este mundo, por muy complicada que esta sea. Tras The Sea Hawk e Invictus, quizá toque ahora alguna buena película que refleje la historia del fútbol surafricano desde el lamentable apartheid hasta nuestros días. Sin duda se lo han ganado.

Manel Torrejón Perea (@manelcandeu)

La crisis estructural del Calcio. Cagliari: el club huérfano

El fútbol italiano esta pasando una de sus peores épocas en todos los ámbitos (futbolístico, económico, institucional, etc.) Pero uno de los más importantes y que más afecta a todo lo que envuelve a este magnifico deporte es sin duda el que hace referencia a los aficionados.

lazio-ROMA11apr09_228tifo_milan 03_CLUM

El Calcio siempre ha sido una de las mejores ligas del mundo, gracias a sus jugadores, sus clubs, sus estadios y sus “tiffosi” que llenaban cada semana de luz, colorido y pasión esos estadios por el amor a su club. Hoy parece que todo esto ha cambiado, ya que un informe de DemosCoop ha desvelado que hay un 13% menos de aficionados al fútbol respecto a 2009 en Italia. Si hace tres temporadas, 1,3 italianos de cada dos se definía como “aficionado al fútbol”, hoy son ya 4 de cada 10. Los que lo siguen en directo son solo el 23,6%. Los horarios son los mismos de siempre: hay dos partidos los sábados (18.00 y 20.45) y los demás el domingo (uno a las 12.30; otro a las 20.45 y el resto a las 15.00 horas). Una encuesta en  La Gazzetta dello Sport desvelaba a principios de octubre que el 51% de los italianos que se declara aficionado al fútbol no ha pisado un estadio en el último año; el 33% lo ha hecho entre una y cinco veces; el 11%, entre seis y 10, y solo el 5% más de 10 veces. Entre los motivos, el 40% indicó el precio de las entradas, el 26% cree que es más cómodo verlo en la tele y el 19% considera los estadios peligrosos.

Una de las voces mas representativas del fútbol italiano ha arremsacchi041222etido duramente contra los estadios italianos y la liga: “Son cárceles a cielo abierto. Sus estructuras son obsoletas y hay violencia verbal entre dirigentes y física entre aficionados. Cada día más parcelas del estadio están en manos de los más violentos.” Paolo Condò, histórico periodista de La Gazzetta, lo corrobora: “Tengo dos hijos pequeños, los he llevado al estadio en Francia y en España, pero en Italia no, por el clima de guerra. A los clubes no les interesa llenar los campos de familias”. Gianni Mura uno de los históricos del periodismo egabriel_batistuta_1n Italia y del periódico “La Repubblica” va mas allá y carga también con las gestiones de las televisiones y precios de las entradas, algo que ya esta empezando a pasar en España: “Ir al estadio se ha convertido en algo complicado porque solo puedes comprar la entrada yendo al banco… y todo eso frena a la gente normal. Además de que, claro, el espectáculo que vas a ver tampoco es especialmente bonito. Pero muchas veces no lo ha sido y aun así la gente iba a los estadios. Ahora sale más rentable verlo en casa de amigos, divides el precio y adelante” Por no hablar claro ePaoloMaldinistá, de la fuga de estrellas y la falta de referentes como antiguamente encabezaban los Baggio, Shevchenko, Batistuta, Ronaldo, Maldini, Platini, Zidane, etc. “Los mejores jugadores están en otros países, pero nadie en Italia se ha planteado sustituirles para favorecer un juego más armonioso o atractivo”, apunta Sacchi. También está el tema de los radicales en los estadios, que parece no tener remedio: “Parece que la solución a la crisis de espectadores pasa por tener estadios nuevos y en propiedad. Pero el problema es el contenido, no el envoltorio. Puedes tener un estadio tan bonito y tan moderno como el del Ajax, pero si sigue llenándose de gilipollas no cambia nada”, concluye Mura.

Ultras-430x215

El caso del Cagliari es especial, ya que es un club huérfano. Esta bonita ciudad es la capital de la Isla de Cerdeña; se encuentra situada al sur de la misma y posee más de medio millón de habitantes en toda su área metropolitana.

Construida sobre siete colinas y fundada por los fenicios en el siglo VII a.c. la ciudad combina modernidad con un extenso legado histórico. Su playa, de más de 13 kilómetros de longitud es, sin duda, uno de sus mayores atractivos que combinado con su excepcional clima convierten a Cagliari en un destino único para disfrutar de unas vacaciones placenteras.

Ruinas cagliari Cagliari_Roman_Amphitheatre

Deportivamente hablando es conocida por el equipo de ‘calcio’ de la ciudad, el Cagliari, que desde hace nueve años ha visto fútbol de Serie A ininterrumpidamente.

El mejor año de la historia del club culminó con el traslado al nuevo y majestuoso campo de Sant’Elia en la temporada 70-71. El estadio se concibió como un multiusos en el que se podían disputar competiciones atléticas, además de otros deportes de equipo como el fútbol y podía llegar a albergar más 70.000 espectadores.

Las instalaciones fueron modernizadas veinte años después de su inauguración con motivo del Mundial de fútbol de 1990 que se jugó en Italia. Este recinto, que se redujo a un aforo 40.000 localidades, acogió los tres partidos que la selección de Inglaterra disputó en la primera fase de la competición ante Irlanda, Holanda y Egipto.

SantElia

Primeros problemas en el estadio:

Pero los años han pasado factura a Sant’Elia, que ha tenido que someterse a un profundo cambio de imagen debido a la inseguridad de sus gradas principales. Por ello, en 2002, ante la negativa de la ‘Lega’ de darle el visto bueno para la disputa de partidos de fútbol, se añadieron tres gradas supletorias sobre la pista de atletismo para liberar las viejas y maltrechas tribunas del peso de los aficionados.

Aun así, diez años más tarde, los problemas persistieron y el estadio fue definitivamente cerrado por “poner en peligro la seguridad pública”. Esta decisión obligó al Cagliari a emigrar incluso fuera de su isla, jugando varios partidos de la pasada temporada en el estadio Nereo Rocco de Trieste, a más de mil kilómetros de distancia de la propia ciudad. Esa decision de jugar tan lejos de su tierra propició que en sus partidos de casa la asistencia al estadio fuera escasísima y la imagen pareciera la de un campo totalmente desierto, como si sus partidos se jugasen a puerta cerrada.En las siguientes imagenes veremos el estadio vacio, los unicos aficionados son los visitantes del Napoli que fueron a Trieste a animar a su equipo.

Stadio-SantEliaNapoli

* Como pueden observar en esta fotografía, solo está lleno un fondo del estadio por aficionados visitantes, en este caso los fieles seguidores del Napoli, que viajaron a Trieste a apoyar a su equipo.

Para el comienzo del presente curso, la directiva del Cagliari se apresuró a encontrar un recinto que acogiera sus partidos en la propia capital o lo más cerca posible de la misma. La apresurada solución fue el estadio Is Arenas del vecino municipio de Quartu Sant’Elena. Desprovisto en un primer momento de gradas para los aficionados, estas, fueron añadidas durante este verano hasta conseguir un aforo superior a los 12.000 espectadores.

La rápida y precipitada construcción de las tribunas supletorias ha creado un caos circulatorio brutal en los alrededores del estadio, por lo que las autoridades de la ciudad han prohibido la circulación a cualquier vehículo, incluidos los de los propios residentes en la zona.

Además, la organización medioambiental WWF de Cerdeña advirtió al alcalde de Quartu que la nueva masificación de esa parte de la ciudad ponía en peligro la fauna selvática del cercano Parque Natural de Molentargius. Y por si fuera poco, la policía señaló el riesgo que suponía la aglomeración de personas en una parte de la ciudad no apta para ello. Fue sobretodo por este último motivo, por lo que la Comisión Provincial de Vigilancia decidió que el partido de la jornada 4 entre el Cagliari y la Roma se disputara el siguiente domingo a puerta cerrada.

stadio is arenas cagliari stadio is arenas

La Roma ganó los tres puntos del partido frente al Cagliari, sin la necesidad de jugar. Así lo resolvió el juez deportivo del Calcio, Gianpaolo Tosel, después de que el encuentro fuese suspendido ese domingo en casa del equipo sardo por cuestiones de seguridad.

El partido, que debía jugarse en el nuevo estadio Is Arenas, se iba a disputar en principio sin la presencia de público, a puerta cerrada, debido a que el escenario no había superado todas las pruebas de seguridad correspondientes.
Sin embargo, finalmente el partido fue suspendido después de que el presidente del Cagliari, Massimo Cellino, invitara a los aficionados a concurrir al estadio pese a la negativa por parte de las autoridades a que puedan hacerlo.

Así mismo, el Cagliari se quejó a través de un comunicado por la actitud de la Roma, acusando al director giallorosso, Franco Baldini, de ser un “buitre” por tratar de que el equipo capitalino gane los puntos sin la necesidad de jugar.

En conclusión, creo que se puede afirmar sin miedo a equívoco, que el fútbol italiano está en un claro periodo de retroceso deportivo, económico, instiucional y sobretodo social. Y seguramente a años luz de una de sus épocas más gloriosas, como fue la de finales de los ochenta y mediados de los noventa, en la cual fue estandarte europeo y espejo donde mirarse durante mucho tiempo.

juventus 199899vieri intermilan_sacchiroma_batistuta_capello_sensi_totti_getty_01

Lazio 2001-2002ZicoMaradona

El Cagliari no es más que un claro ejemplo de toda esta teoría anteriormente citada, solo que llevada a su extremo más desolador. Mala planificación deportiva, poco apoyo político e institucional, desencanto y apatía por parte de sus aficionados y un enorme deterioro estructural de su estadio han hecho que finalmente esta squadra casi centenaria ya, se vea sumida en esta crisis tan grande y ruinosa.

La única solución, quizá, posible para solucionar este inexorable retroceso del calcio sería una re-estructuración del mismo contando con todos los estamentos y entes que gobiernan y disponen este “circo” en el cual se ha convertido el deporte del fútbol desde hace un tiempo, sobretodo en este país. Si hubiera una convicción clara de querer solucionar este problema por parte de todos y si cada una de las partes renunciara a alguno de los privilegios actuales (sobretodo económicos) que les aporta este deporte, es posible que el fútbol en Italia tuviera todavía salvación. Y en consecuencia, es probable que ejemplos tan catastróficos como los del Cagliari, dejaran de producirse con total seguridad. Pero, ¿de verdad creen que el actual Calcio tiene alguna solución a corto plazo?

Alberto Riquelme Pérez (@AlbertoRiquelme)

En Argentina se les olvidó lo que es el fútbol

El fútbol en Argentina esta sufriendo una gran crisis en todos los aspectos: tanto deportivo, social, económico, generacional y quizás el mas importante de todo, de juego e identidad.

El fútbol argentino ha tenido históricamente su estilo e identidad conocido en el mundo entero. Un fútbol criado en la calle, en los barrios, forjados en los parques, un fútbol “canchero”. El futbolista y el aficionado argentino siempre se identificó con el balón, ya que ese fútbol siempre tuvo buen manejo y buen trato de la pelota. Además cabe resaltar también esa posición tan importante en el fútbol y que en Argentina siempre han sido especialistas en cultivar, ese centrocampista organizador, ese volante como le llaman, podía ser organizador, defensivo e incluso mas ofensivo jugando de enganche pero con un excelente toque de balón. Nos vienen a la memoria los Bochini, Daniel Willington, el “Trinche”, Riquelme, Redondo, Verón, etc.

La realidad en Argentina, en lo que a fútbol se refiere, es muy diferente. La liga argentina esta huérfana de ídolos, de iconos donde los partidos parecen mas batallas o guerras. Mucho choque, balón largo, entradas duras, un fútbol poco elaborado donde los jugadores ya no miman el balón. Incluso antes de recibirlo no piensan en que hacer con la pelota sino donde esta el defensa para chocar con el y así contentar a la hinchada que se entretiene y parece que demande eso, coraje, lucha y “huevo, huevo”. Capitulo aparte merece el tema de la violencia y la inseguridad en los campos sobretodo por los “barras bravas”, tan de actualidad en estos tiempos y tan histórica por desgracia en ese país.

Pero volviendo al tema que nos atañe, muchos son los aspectos que el fútbol de Argentina tendría que cambiar y muchas son las voces autorizadas que piden a gritos este cambio. Algunas de ellas han encontrando un diagnostico claro sobre la enfermedad que tiene su fútbol y estos son varios de esos síntomas:

  • Campeonatos cortos: El formato de Apertura y Clausura es un formato desfasado que hace que en un corto periodo de tiempo (seis meses aproximadamente) los entrenadores y clubes tengan que formar plantillas rápidamente para conseguir objetivos. Al cabo de esos seis meses muchos jugadores son transferidos y las plantillas tiene que reconstruirse y no hay paciencia por la propia exigencia del campeonato. El jugador se encuentra tensionado ya que no hay margen de error ni de evolución, tienen q ser campeones, conseguir la permanencia, optar a máximo goleador o menos goleado y una mala tarde o las malas rachas en estos campeonatos se paga muy caro.
  • Éxodo precoz de futbolistas: Desde hace ya unos años el fútbol argentino esta nutriendo de jugadores a muchas ligas del mundo y como en casi todos los rincones del planeta, el fútbol, se ha convertido en un gran negocio. Los clubs argentinos se están convirtiendo en clubs muy vendedores sobretodo a Europa. En el fútbol de hoy en Argentina si un jugador da tres pases seguidos ya lo venden y si marca 3 goles ya lo venden a precio de crack, sin tener ninguna paciencia por la evolución, ni la formación del propio jugador, ni tan siquiera la salud deportiva del club.

  • Mala generación de futbolistas: Argentina, como citamos anteriormente, siempre ha sido una gran cantera de grandes futbolistas, si citamos a Alfredo Di Stefano, Diego Armando Maradona y Leo Messi, hablamos de tres jugadores que en sus respectivas y seguramente distintas épocas han sido los mejores del mundo y posiblemente de la historia. Este es un buen ejemplo del futbolista que puede llegar a ser el argentino. La realidad de hoy es muy diferente, hoy el futbolista argentino está pasando un mal momento que también se ve reflejado en la albiceleste. Quizás llegue una generación de futbolistas en un corto periodo de tiempo que vuelva a marcar diferencias. Un ejemplo claro e interesante espejo donde mirarse es España, donde esta generación de futbolistas ha dejado atrás los fantasmas del pasado y se ha convertido en un referente del fútbol mundial.
  • Métodos y centros de formación: El futbolista es un deportista que en Argentina y en muchos países del mundo se esta entrenando mas como un atleta potenciando, en muchas ocasiones, el propio físico más que entrenando con su herramienta de trabajo, el balón. Ese entrenamiento hace que el futbolista tenga un nivel físico y potencial envidiable pero que pierda calidad técnica en consecuencia. Ademas la falta económica de los clubs y del país en general hace que los centros de formación o ciudades deportivas de los clubs sean muy precarios a diferencia de las que hay en Europa.

En la liga argentina está ya muy lejano los equipos históricos como “Los carasucias” o “Los matadores” de San Lorenzo de Almagro a finales de los años sesenta o a principios de esa década. “El equipo de José” de Racing Club de Avellaneda, o en los años 70 donde la gente llenaba el estadio de Central Córdoba de Rosario de la segunda división solo para ver a Tomás Felipe Carlovich el “Trinche”. E incluso queda lejos los recientes equipos de Bianchi, Velez y Boca Juniors, el Newell’s de Bielsa o el River Plate de Ramon Diaz campeón de la Libertadores.

Un buen ejemplo de lo comentado anteriormente, es el del jugador argentino Maxi Rodriguez que jugó en Newell’s y con 21 años emigró a Europa para jugar en el Espanyol, Atletico de Madrid y Liverpool. Hace poco ha regresado a la liga argentina, en el equipo que le vió debutar, y no ha tardado en darse cuenta de la realidad del fútbol de su país al argumentar lo siguiente: “Y ahora que volví a jugar en el país puedo comprobar que no estaba equivocado, se lucha demasiado”, explica Maxi. “La estética dejó de ser prioridad. Me parece que se juega peor que hace diez años”, dijo el jugador. Culpa en parte a la “locura” y a la presión extrema alrededor del entrenador de la propia afición: “hay mucho miedo a perder”, explica, ya que “si no se obtuvieron buenos resultados, enseguida el entrenador está expuesto a que lo echen”.

En esta cruda época futbolística, solo  un equipo pareció ser un oasis en el desierto, ese equipo fue Huracán en el torneo Clausura 2009. Bajo las ordenes de Angel Cappa en el banquillo y en el campo con jugadores como Defederico, Bolatti y un jovenzuelo e interesantísimo Javier Pastore, ese equipo desplegó un juego muy vistoso y de muy buen trato del balón con el buen gusto que tiene su entrenador para el fútbol. Dicho estilo, que parecía olvidado en Argentina, hizo que los hinchas de Huracán y del fútbol argentino en general se ilusionaran y se engancharan a los partidos de los Pastore y cia. Pero a veces las historias no terminan bien y el equipo de Cappa sufrió en el ultimo partido una injusta derrota en el Estadio Jose Amalfitani que lo dejaría a la postre sin el ansiado título de liga. En un partido plagado de irregularidades arbitrales, ademas del gol mal anulado a Eduardo Dominguez, el portero de Huracán, Gastón Monzón, recibió una dura, clarísima y decisiva falta que derivó en el gol de Velez y en consecuencia el titulo de Clausura fue finalmente para los de liniers.

Después de esa competición vuelta a la realidad, cambio de plantillas y título para la Estudiantes del siempre ordenado y táctico Sabella. Con una “brujita” Verón que a pesar de los años era el que más y mejor jugaba al futbol de todos, y que recordó a otro ejemplo muy parecido como fue el Apertura 2011. En esta ocasión, un muy veterano Boca Juniors con la mayoría de sus jugadores pasando la trentena de edad y con Schiavi de 38 años comandando la defensa, se hizo campeón en un más que mediocre torneo. Donde “el último 10” Juan Román Riquelme, al igual que anteriormente hiciera su compatriota Verón, quiso ganar el torneo, jugó como solo el sabe hacerlo y a medio gas comandó a la escuadra boquense a la consecución del titulo liguero. Seguramente porque él mismo se lo propuso, él se propuso sacar a ese fútbol de la mediocridad y despertarlo de su letargo (aunque fuera solo un instante), él se propuso hacer lo que a Argentina se le ha olvidado, jugar al FÚTBOL.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Alberto Riquelme Pérez (@AlbertoRiquelme )

Manel Torrejón Perea (@manelcandeu )